Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Viajar con bomba de insulina, ¿qué tener en cuenta?

Viajar con bomba de insulina, ¿qué tener en cuenta?
Edad: 
0 a 5, 6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Escuela y ocio
Maria Teresa Rouco Gómez
Maria Teresa Rouco Gómez
Enfermera-Educación terapéutica en diabetes

Cuando empezamos a planificar las deseadas vacaciones es muy probable que nos surja una duda: ¿qué tengo que poner en mi maleta si llevo una bomba de insulina?

Te recomendamos seguir estos consejos antes de salir de viaje.

1. Llévate el doble de material

En la maleta, debes llevar al menos el doble de material del que prevés que vas a utilizar mientras estés fuera de casa.

Checklist o lista de material indispensable

El material que te recomendamos que lleves en la maleta es:

  1. Insulinas rápida y lenta.
  2. Catéteres.
  3. Reservorios.
  4. Pinchadores.
  5. Pilas.
  6. Programación de la bomba de insulina: basal, ratio, factor de sensibilidad, objetivo glicémico. Puedes descargar esta información en el ordenador desde tu casa o pedírsela a tu equipo de diabetes.

También será necesario que lleves:

  1. Glucómetro.
  2. Pinchador para realizar la glucemia.
  3. Agujas para el pinchador.
  4. Tiras reactivas de glucosa/cetona.

2. El material, siempre junto a ti

Lo primero a tener en cuenta es el medio de transporte en el que vas a viajar. En caso de que te desplaces en avión será necesario que lleves todo el material como equipaje de mano en la cabina del aparato. Por lo tanto, ten en cuenta las medidas y el peso de la maleta para que no sea necesario facturarla. Puedes poner el material en una mochila pequeña o en un bolso. En caso de que viajes con alguien de confianza, sería recomendable repartir el material en dos maletas por si hubiera algún extravío.

Si viajas en coche o autocar, no guardes la insulina en el maletero, ya que puede alcanzar temperaturas muy elevadas y puede perder su acción. La temperatura ambiente a la que se expone la insulina no debe superar los 30ºC (entre 15ºC y 29ºC). Sigue nuestros consejos para preservar la insulina en situaciones de calor.

3. Viaja siempre con tu pauta alternativa de insulina

Puede ser que durante las vacaciones la bomba de insulina se estropee o decidas desconectarla temporalmente (por ejemplo, mientras disfrutas de un baño en la piscina o durante unos días). En cualquier caso, es necesario que lleves siempre una pauta alternativa de insulina lenta y rápida, que tu equipo de diabetes te ayudará a calcular. Además de las insulinas, recuerda llevar agujas para poder administrarla.

4. Hidratos de carbono y glucagón, a mano

Es muy importante llevar a mano alimentos para remontar hipoglicemias: hidratos de carbono de absorción rápida (azúcar, zumos de frutas, geles de glucosa) e hidratos de carbono de absorción lenta (galletas, palitos de pan, barritas de cereales…).

Recuerda llevar siempre el glucagón y leer atentamente la guía sobre cómo utilizarlo. Puedes mantener el glucagón a temperatura ambiente (menos de 25ºC) teniendo en cuenta que fuera de la nevera su periodo de validez se reduce a 18 meses.

5. No olvides el informe médico y la tarjeta sanitaria

Si viajas a un país de habla no hispana es recomendable traducir el informe médico al inglés. En caso de urgencia, esta información sería de utilidad para el equipo médico que te atendiera.

También es muy útil llevar la Tarjeta Sanitaria Europea o un seguro médico privado en caso de que el país al que viajes no pertenezca al territorio del Espacio Económico Europeo (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza).

6. Anótate los teléfonos de urgencia

Debes llevar anotados los números de teléfono de contacto del servicio técnico de la bomba de insulina y de tu equipo de diabetes de referencia por si tienes que contactar con ellos durante el viaje.

7. Comprueba si cambias de huso horario

Si viajas a un lugar en el que hay un cambio de hora respecto a tu país de origen, deberás cambiar el horario de la bomba de insulina cuando llegues a tu destino.

Con todo esto listo, ahora solo nos queda disfrutar de las merecidas vacaciones. ¡Que tengas buen viaje!

Foto: Pixabay por Bob Dmyt 

Última modificación: 
03/09/2018