Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Control de glucosa

Control de glucosa

La monitorización del nivel de glucosa en sangre es el conjunto de controles glucémicos que se hacen con el glucómetro (también llamado medidor de glucemia capilar) o con un sistema de monitorización continua de glucosa.

El control glucémico de niños y adolescentes con diabetes tipo 1 debe evaluarse mediante el control regular de glucosa en el domicilio y mediante la determinación de la hemoglobina glicosilada (HbA1c) de forma trimestral.

Recomendaciones para el autocontrol de glucosa

La realización de un control regular de la glucosa, utilizando mediciones de glucemia capilar, con o sin monitorización continua de la glucosa (CGM) o monitorización intermitente (sistema Flash®), es esencial para el control de la diabetes en todos los niños y adolescentes.

En caso de realizar controles de glucemia capilar:

  • Es necesario realizar entre 6 a 10 controles al día para optimizar el control intensivo.
  • Realizar los controles:
    • antes del desayuno
    • antes del segundo desayuno
    • antes de la comida
    • antes de la merienda
    • antes de la cena
    • antes de ir a dormir o 2 a 3 horas después de administrar la insulina rápida de la cena.
  • En algunas circunstancias es necesario realizar un control de glucemia capilar a las 3 de la madrugada, para ajustar la pauta de insulina.
  • Es recomendable hacer un perfil glucémico la semana antes de la visita médica. Esto proporcionará al equipo de diabetes del niño mayor información para poder hacer modificaciones en la pauta de insulina
  • Revisar regularmente estos valores para identificar patrones que requieran un ajuste en el tratamiento de la diabetes.

Disponer de datos de monitorización continua de glucosa a tiempo real beneficia especialmente a los niños y niñas que no pueden detectar los síntomas de hipoglucemia o hiperglucemia y a aquellos con hipoglucemia desapercibida.

Se deben seguir las recomendaciones específicas del equipo de diabetes del niño sobre cuándo y con qué frecuencia se han de controlar los niveles de glucosa en sangre. 

La revisión regular de los valores de glucosa en casa, permite que los padres de niños con diabetes tipo 1 y adolescentes tomen decisiones en la modificación de las dosis de insulina.

Última modificación:
14/12/2018