Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Sensor de glucosa: preguntas frecuentes

Sensor de glucosa: preguntas frecuentes
Edad: 
6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Control
Maria Teresa Rouco Gómez
Maria Teresa Rouco Gómez
Enfermera-Educación terapéutica en diabetes

El uso de los sistemas de monitorización de glucosa cada vez está más extendido en la población que tiene diabetes mellitus, y en ocasiones nos pueden surgir dudas sobre su uso. Estas son las preguntas más frecuentes que nuestros pacientes con diabetes tipo 1 nos hacen llegar sobre el uso de los sensores de glucosa.

¿Con qué periodicidad se tiene que cambiar el sensor de glucosa?

El sensor de glucosa debe cambiarse entre 7 y 14 días, dependiendo del modelo.

Ejemplos:

  • Guardian 3 o 4 (de Medtronic) duración: 7 días.
  • Dexcom G6 (de Novalab) duración: 10 días.
  • Freestyle Libre (de Abbott) duración: 14 días.
  • Eversense Xl, no aprobado en edad pediátrica, duración: 6 meses. Este sensor se debe implantar debajo de la piel en un centro sanitario acreditado para ello.

¿Se pueden mojar los sensores?

Sí, todos los dispositivos son sumergibles, dependiendo del modelo se pueden sumergir a determinadas profundidades y tiempos concretos. Ten en cuenta estas recomendaciones si vas a darte un baño usando tu sensor.

¿Qué significa LO/HI cuando sale en la pantalla?

  1. LO (Low, bajo en inglés) significa que los niveles de glucosa son inferiores a 40 mg/dl.
  2. HI (High, alto en inglés) significa que los valores de glucosa son superiores a 500 mg/dl.

Los valores LO/HI pueden variar dependiendo del modelo de sensor que esté utilizando. Te dejamos más recomendaciones para interpretar las flechas de tu sensor de glucosa.

¿Puedo administrar la insulina cerca del sensor?

Lo ideal es que haya unos centímetros de espacio entre el sensor y la zona donde vayamos a administrarnos la insulina. Es recomendable hacer una correcta rotación de las zonas de inserción del sensor. Habitualmente recomendamos no administrar la insulina en la zona donde se ha fijado el sensor.

Por ejemplo, si tenemos puesto el sensor en el brazo derecho y su duración es de 7 días, no pincharíamos la insulina durante esos 7 días en el brazo derecho. Al cambiar el sensor, lo debemos poner en otra zona diferente y entonces de nuevo podríamos pinchar en el brazo derecho.

¿Qué puedo hacer si el sensor se me despega con facilidad?

Para fijar por más tiempo el sensor, podemos usar esprays o toallitas adherentes antes de colocarlo en la piel. Una vez colocado el sensor, también sería conveniente cubrirlo con apósitos para dar mayor fijación. En el mercado podemos encontrar diferentes opciones de apósitos según las preferencias de los pacientes.

¿Qué puedo utilizar si se me queda la piel enrojecida al retirar el sensor?

Podemos usar cremas o aceites hidratantes para nutrir la piel una vez retirado el sensor. Previo a la inserción del sensor y para intentar minimizar el enrojecimiento, podríamos utilizar un método de barrera, ya sea líquido o en forma de parche.

¿Qué tengo que hacer si al ponerme el sensor me sale sangre?

Debes realizar una pequeña presión durante unos minutos sobre la zona para disminuir el sangrado. Si pasado un tiempo ha dejado de sangrar, podemos iniciar el sensor con normalidad. Si continúa sangrando es mejor sustituir el sensor por uno nuevo.

¿Qué tengo que hacer si el dispositivo de lectura me indica pérdida de señal?

Aproxímate de nuevo al dispositivo de lectura para tener mejor señal. Habitualmente, la lectura de los datos se realiza por medio de la tecnología bluetooth que suele tener un rango de lectura de 6 metros. Si separamos el sensor más de 6 metros del dispositivo de lectura, se perderá la señal y puede tardar unos minutos en volver a recibirla una vez nos hemos vuelto a aproximar.

Última modificación: 
27/07/2022