Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Consejos para conseguir que el cuidado de tu diabetes sea más fácil

Adolescente sonriendo -  Pixabay - CC0 Public Domain
Edad: 
9 a 13, 14 a 18
Emociones
Raquel Cecilia Costa, Psiquiatra infanto-juvenil, Hospital Sant Joan de Déu
Raquel Cecilia Costa
Psiquiatra infanto-juvenil

La diabetes necesita unos cuidados diarios y constantes. En ocasiones esto puede hacer que te sientas cansado y dejes de cuidarte como deberías, lo que a su vez hará que te sientas aún peor.

Una manera de conseguir que este cuidado sea un poco más fácil es convertirlo en un hábito. Un hábito es aquello que hacemos de forma habitual y que en cierta manera hacemos de forma automática, sin pensarlo. Si conseguimos que todo aquello que tenemos que hacer en relación a la diabetes se convierta en un hábito, serán rutinas que haremos sin necesidad de pensar y nos sentiremos mejor. 

Además, siendo responsable de los cuidados de la diabetes lograrás sentirte más autónomo y seguro, y evitarás conductas de sobreprotección o regaño por parte de tus padres o de tu equipo de diabetes. Si demuestras que sabes cuidarte, evitarás el control y la desconfianza, y conseguirás el acompañamiento y el apoyo de los que te rodean.

¿Cómo convertir el cuidado de la diabetes en un hábito?

Principalmente necesitas querer conseguirlo. Te puede ayudar hacer una lista con las ventajas y las desventajas de ocuparte de tu diabetes. Por ejemplo, una desventaja puede ser que el manejo de la diabetes requiere mucho esfuerzo. Como ventajas, puedes decirte que evitarás el regaño o control de los demás, te sentirás autónomo y, en definitiva, mucho mejor.

Tres consejos prácticos para ayudarte a que el cuidado de la diabetes sea un hábito en lugar de un tedioso esfuerzo diario:

1. Establece objetivos reales para avanzar progresivamente

Si, por ejemplo, no realizas los controles glucémicos de forma ordenada, ponte como objetivo realizar los mínimos necesarios y a la misma hora aproximada. Puedes ponerte una alarma o una señal en casa para que te te sirva de recordatorio. El objetivo final sería que realizaras todos los controles necesarios, de forma ordenada y autónoma.

2. Busca a personas que tengan el mismo objetivo o que lo hayan conseguido

Puedes conocer personas a través de asociaciones, colonias u otras actividades dirigidas a jóvenes con diabetes. Esto te motivará y te darás cuenta de que no es imposible hacer que el cudiado de la diabetes sea un hábito. Aunque requiere esfuerzo, voluntad, constancia y paciencia, se puede conseguir. 

3. Pide ayuda

Si es necesario pide ayuda a familia, amigos, compañeros, profesionales de salud, profesores... Te la ofrecerán sin ningún problema. Para conseguir autonomía, a veces necesitas de los consejos de profesionales o apoyo por parte de tus padres para resolver dudas o llevar a cabo ciertos cuidados. ¡No dudes en pedir ayuda!

En resumen, con estos consejos, podrás conseguir que el manejo de la diabetes sea un hábito fácil de adquirir. Esto se acompañará de una mayor confianza por parte de tus padres y una mayor libertad para ti, lo que en definitiva se traducirá en un mejor bienestar y calidad de vida para todos.

Última modificación: 
29/08/2016