Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

¿Cómo alimentar a un lactante que tiene diabetes tipo 1?

La alimentación de niños y niñas con diabetes tipo 1 (de 0 a 3 años)
Edad: 
0 a 5
Comidas
Marina Llobet - Diestista-nutricionista Hospital Sant Joan de Déu
Marina Llobet
Dietista-nutricionista

El diagnóstico de la diabetes tipo 1 a un niño o niña lactante puede generar estrés y ansiedad a la familia. Para asegurar que el bebé obtiene los nutrientes necesarios para su desarrollo, es recomendable mantener la lactancia materna. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna cubre el 100% de las necesidades nutricionales del bebé en el primer semestre de vida; el 50%, en el segundo semestre de vida; y el 30-35%, hasta los dos años.

Para mantener la lactancia materna cuando el bebé tiene diabetes tipo 1, la familia y el equipo diabetológico deben afrontar este reto manteniendo una comunicación fluida para conseguir que el tratamiento de la diabetes se adapte a la lactancia. Uno de los interrogantes que debe conocer el equipo de diabetes es cómo se va a gestionar la lactancia materna: en horas programadas, a demanda durante el día o bien a demanda durante el día y la noche.

¿Qué debemos saber de la lactancia materna?

Leche materna

  1. Se estima que el contenido de hidratos de carbono (HC) de la leche materna madura oscila entre 6,7 y 7,4 gramos de HC por cada 100 ml de leche materna.
  2. El HC de la leche materna es la lactosa, un disacárido o azúcar simple considerado de absorción rápida.
  3. La leche materna tiene un índice glucémico de 38±7 y una carga glucémica de 4, por tanto, un bajo índice y carga glucémica. Sin embargo, en los niños y niñas que utilizan sensor continuo de glucosa, el efecto sobre la glucemia tras una toma suele observarse entre los cinco y diez minutos después de su inicio.
  4. Una pequeña toma de leche materna puede resolver las situaciones de hipoglucemias no graves.
  5. Contar la cantidad de HC de una manera exacta en cada toma es inviable, ya que no se puede estandarizar.

Recomendaciones 

  1. Agrupar las tomas, siempre que sea posible, cuando se administra insulina de acción rápida. 
  2. Establecer horarios para las tomas y así facilitar la planificación de la pauta de insulina. 
  3. Consensuar con el equipo diabetológico las tomas intermedias (las destinadas a calmar al bebé). Estas tomas son de menor volumen y suponen menos de 5 gramos de hidratos de carbono por toma, lo que en la mayoría de los casos el impacto sobre la glucemia será menor. 
  4. Si la lactancia materna es a demanda, no se recomienda omitir las tomas en función del control glucémico. Así se mantiene estable el estado anímico de hijo y madre y se influye positivamente en la nutrición y ritmo del sueño del bebé.

¿Cómo introducir los alimentos sólidos?

Aunque es aconsejable mantener la lactancia materna hasta los dos años, a partir de los seis meses, los niños y niñas (también los que tienen diabetes tipo 1) ya pueden empezar a tomar alimentos sólidos.

Para favorecer su autonomía, debemos ofrecerle diferentes texturas y sabores y dejar que sea el propio niño o niña quien experimente con la comida. Podemos asegurarnos la ingesta de hidratos planificada ofreciendo en primer lugar los alimentos con HC.

Es habitual que en esta etapa haya una menor ingesta de HC, por tanto, se recomienda ajustar las pautas para hacerlo posible. 

Para un abordaje satisfactorio de esta etapa, la familia debe manejar con facilidad el contaje de HC y así asegurarse una toma de decisiones ágil. El equipo diabetológico puede programar un entrenamiento práctico y visual 

Bibliografía

Artículo originalLa alimentación en el lactante con diabetes tipo 1. Sociedad Española de Diabetes (noviembre de 2021).

Última modificación: 
22/07/2022