Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Infecciones vulvovaginales en niñas y adolescentes con diabetes tipo 1

Infecciones vulvovaginales en niñas y adolescentes
Edad: 
9 a 13, 14 a 18
Control
Larisa Suárez - Pediatra endocrinólogo Hospital Sant Joan de Déu
Larisa Suárez
Pediatra endocrinólogo

Alrededor del 75% de las mujeres experimentan algún episodio de vulvovaginitis a lo largo de su vida. Estos episodios son más frecuentes en niñas después de su primera regla (también llamada menarquía) y en mujeres adultas. De hecho, las infecciones vulvovaginales son un motivo frecuente de consulta en atención primaria en mujeres adultas. Un inadecuado control de la diabetes puede provocar la aparición de estas infecciones.

¿Qué es la vulvovaginitis?

La vulvovaginitis es la inflamación de la mucosa vaginal y de la piel vulvar, producida la mayoría de las veces por diferentes especies de hongos, fundamentalmente el Candida albicans (candidiasis vulvovaginal).

¿Por qué ocurre?

En la vagina habitan de forma natural un conjunto de microorganismos. Además, la vagina está recubierta por una secreción que alberga gran cantidad de nutrientes, como la glucosa, que facilitan que estos microorganismos habiten allí.

Para evitar la infección por otros microorganismos, la vagina posee concentraciones elevadas de células y proteínas del sistema inmune. Generalmente la vulvovaginitis ocurre debido a una alteración en las condiciones normales, provocada por la disminución de la inmunidad local.

Estas infecciones pueden aparecer durante el cumplimiento de un tratamiento antibiótico, dado que este altera la flora bacteriana habitual de la vagina.

¿Cuáles son los síntomas de la vulvovaginitis?

  • Secreción vaginal característica: blanquecina con grumos.
  • Sensación de escozor y prurito intenso en genitales externos.
  • Ardor al orinar o al mantener relaciones sexuales.
  • Eritema de la mucosa vaginal.
  • Edema en piel y mucosa.
  • Lesiones cutáneas en la vulva o periné.

¿Qué ocurre en las niñas y adolescentes con diabetes tipo 1?

El hongo se desarrolla mejor cuando el nivel de glucosa en sangre y en orina es elevado. Por ello, puede estar presente en el momento del diagnóstico de la diabetes y en una persona con inadecuado control de la diabetes.

El inadecuado control de la diabetes puede ser causa de vulvovaginitis complicada o recidivante, es decir, que vuelve a aparecer una y otra vez después de la sanación.

Un pilar fundamental en el tratamiento de las infecciones vulvovaginales es mejorar el control glucémico.

Vulvovaginitis inespecíficas

En ocasiones, la vulvovaginitis no es de origen infeccioso, sino de origen irritativo o alérgico. En estos casos, el tratamiento consiste en evitar los agentes irritantes:

  • Humedad (piscina, sauna).
  • Hábitos higiénicos inadecuados (atención en la limpieza íntima después de evacuar, realizar cambio frecuente de ropa interior y ducha diaria).
  • Ropa ajustada y tejidos sintéticos (mallas, leotardos, medias apretadas).
  • Fricción perineal (ciclismo, equitación).
  • Productos de higiene local y cosméticos (jabón y gel para lavado perineal, compresas perfumadas, papel higiénico seco o húmedo, detergentes para lavado de ropa íntima).

Ante la presencia de estos síntomas, se debe consultar al pediatra, médico de cabecera o ginecólogo para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Bibliografía:

Última modificación: 
13/03/2019