Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Hipoglucemia grave

Hipoglucemia

Hipoglucemia grave

Se considera que una hipoglucemia es grave cuando los síntomas inhiben la capacidad de reacción del niño frente a la situación, y requiere de la ayuda de otra persona. Esto ocurre cuando se presenta un nivel tan bajo en sangre que el cerebro no tiene suficiente glucosa para funcionar adecuadamente.

Los síntomas de una hipoglucemia grave son:

  • Ausencia de la capacidad para ingerir alimentos.
  • Pérdida de consciencia.
  • Presencia de convulsión.

Cómo actuar

Cuando un niño se encuentra inconsciente o presenta una convulsión, está prohibido dar alimentos por boca. En estos casos se debe inyectar un medicamento llamado glucagón.

El glucagón aumenta los niveles de glucosa en sangre y facilita recuperar el nivel de consciencia. Si no se recuperase, se debe acudir a urgencias. 

El glucagón viene en un kit de plástico de color naranja que contiene el glucagón en polvo y jeringa pre-llenada con disolvente para solución inyectable. Hay que verificar la fecha de caducidad y reemplazarlo antes de que caduque. 

Se recomienda no tirar el glucagón caducado a la papelera, se puede utilizar para hacer prácticas y familiarizarse con el procedimiento por si alguna vez se necesita usarlo de urgencia.

Glucagón

Cómo se prepara el glucagón

Antes de su inyección, el glucagón debe prepararse. Se debe mezclar el polvo del glucagón y el líquido siguiendo las instrucciones que trae el kit.  Al reconstituirlo, la jeringa contiene glucagón en proporción (1 mg en 1 ml).

La dosis a inyectar dependerá del peso y/o la edad del niño o adolescente:

Dependiendo de la edad Dosis de glucagón
Niños menores de 2 años 0,3 ml
Niños entre 2 a 7 años 0,5 ml = 1/2 vial
Niños mayores de 7 años 1 ml = 1 vial completo

Cómo inyectar el glucagón

  • Colocar al niño o adolescente de lado, las náuseas y vómitos son efectos secundarios frecuentes del glucagón. En esta posición se evita que se ahogue si vomita.
  • Inyectar el glucagón en el muslo, nalga o brazo, de la misma manera como se inyecta la insulina. No hacer pellizco.
  • El glucagón aumenta los niveles de glucosa en sangre rápidamente, en 5 – 10 minutos. 
  • Una vez recuperada la consciencia, esperar 30 minutos y ofrecer un hidrato de carbono de acción rápida y un hidrato de carbono de acción lenta para mantener los niveles de glucosa en sangre en una franja segura.
  • Posteriormente realizar un control de glucemia.

Cómo prevenir la hipoglucemia grave

La hipoglucemia grave es una situación que hay que evitar. Para prevenirla es muy importante:

  • Realizar el control de glucosa en sangre regularmente.
  • Conocer los síntomas de hipoglucemia.
  • Tratar de forma adecuada una hipoglucemia leve o moderada.
  • Conocer las posibles causas de los episodios de hipoglucemia.
  • Modificar la pauta de insulina, si se requiere.

Si se ha presentado un episodio de hipoglucemia grave, debemos contactar con el equipo diabetológico para investigar las causas y reconsiderar la dosis de insulina.

Cuándo acudir a urgencias

  • No se tenemos la capacidad de inyectar el glucagón en caso de urgencia por hipoglucemia grave.
  • El niño o adolescente se recupera pero presenta fuerte dolor de cabeza o insensibilidad en brazos o piernas.
  • El niño o adolescente no recupera la consciencia pasados unos 15 minutos después de haber administrado el glucagón.
  • La convulsión persiste 5 minutos después de haber administrado el glucagón.
Última modificación:
12/09/2018