Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía Diabetes tipo 1

Centro para la Innovación de la Diabetes Infantil Sant Joan de Déu

Vacuna, ¿sí o no?

Enfermera vacunando a un adolescente - Flickr - El Alvi - CC BY 2.0
Edad: 
0 a 5, 6 a 8, 9 a 13, 14 a 18
Control
Tags: 
Silvia Marín - Pediatra endocrinólogo Hospital Sant Joan de Déu
Silvia Marín
Pediatra endocrinólogo

Ha llegado esa época en la que las chaquetas y el zapato cerrado salen del fondo del armario. Y en este tiempo, la pregunta más frecuente de los padres en nuestras consultas es si deben vacunar o no de la gripe a su hijo. La respuesta es que sí, que es recomendable, de la gripe y del neumococo, y hay tres razones para ello: 

  • Las personas con diabetes pueden tener alteraciones en el funcionamiento del sistema de defensa que nos protege de las infecciones. Esto ocurre principalmente en las personas con mal control metabólico y con complicaciones vasculares como enfermedades renales o cardíacas. Es por ello que las personas con diabetes tienen más riesgo de sufrir ciertas infecciones y de presentarlas de forma más grave. 
     
  • Las infecciones y la fiebre producen un estado de resistencia a la insulina transitoria, es decir, se requiere una dosis de insulina más alta para mantener un buen control glucémico. Por eso muchas veces los niños con diabetes mientras están enfermos tienen la glucemia más alta y responden peor a sus dosis correctoras de insulina habitual. Si un niño con diabetes se contagia de la gripe, su nivel de azúcar estará mucho más alto durante la enfermedad y será más difícil de controlar. Puede incluso presentar cetonas, con el riesgo metabólico que eso supone para su salud.  
     
  • Por último, las situaciones de fiebre se suelen acompañar de una pérdida de apetito, y este hecho supone una dificultad añadida para el manejo de la insulina.

Es preferible vacunar a nuestros niños con diabetes de la gripe y del neumococo para así disminuir el riesgo de enfermar, de las complicaciones asociadas y del descontrol glucémico añadido durante los días de enfermedad. 

La vacuna frente al virus influenza protege de la gripe y la del neumococo de las neumonías (entre otras enfermedades) producidas por esta bacteria. Cada año, cuando llegan los meses de octubre y noviembre empieza la campaña vacunal de la gripe, que se debe administrar una vez al año. Es entonces, cuando aprovechando esta campaña, también se aplica la del neumococo a aquellas personas en riesgo que aún no hayan sido vacunadas.  

Así pues, a la pregunta de si es conveniente vacunar o no, la respuesta es sí. Para las personas con diabetes es recomendable vacunarse de la gripe y del neumococo. Los padres de niños con diabetes deberían comentarlo con su pediatra para que se le pueda administrar, por supuesto, siempre tras descartar cualquier alergia o contraindicación. 

Última modificación: 
20/12/2016